VIVIENDA UNIFAMILIAR

VIVIENDA UNIFAMILIAR

Cardeña

  • Arquitecto: Francisco Javier Benítez Vacas
  • Arq. Técnico: Francisco José Asensio Lopez
  • Colaboradores: -
  • Promotor: -
  • Año finalización: -
  • PEM: -
  • m2 construidos: -
  • Edad media participantes: -
  • Categoría:-

La mayor dificultad del proyecto, y también su mayor interés, radica, a mi entender, en resolver un programa de vivienda complejo dentro de una parcela cuya forma resulta muy ajena a la simplicidad del parcelario dominante, dando cumplimiento a unas ordenanzas municipales pensadas, lógicamente, para ser aplicadas sobre el parcelario mayoritario, que admite con mayor naturalidad las soluciones tradicionales.

Se proyecta el edificio con dos plantas de altura, ocupando la planta baja, donde ha de desarrollarse necesariamente la mayor parte del programa de necesidades, una superficie considerablemente mayor a la de la planta alta.

La prohibición taxativa de las ordenanzas respecto de los patios abiertos a fachada, así como la lógica que impone la resolución del programa, obliga a ocupar con la edificación la totalidad de las dos fachadas del solar.

La mayor parte de las dependencias proyectadas se agrupan en lo que podríamos llamar el “cuerpo principal” de la casa, que se dispone ocupando la esquina que conforman las dos alineaciones a fachada de la parcela y cuya planta se acoge a uno de los esquemas con más tradición en nuestra arquitectura.

El resto de las dependencias, ya fuera de este cuerpo principal, se derraman a lo largo de la fachada curva hasta enlazar con la crujía que se adosa a la medianera Norte. Esta disposición de la edificación, que acoge un programa funcional amplio y relativamente complejo, queda muy holgadamente resuelto en la considerable superficie de la parcela, permitiendo la creación de un amplio patio/jardín interior que, por su situación colindante a la zona ajardinada de la piscina municipal, garantiza el buen soleamiento de estas instalaciones.

imagen

El acceso principal a la casa se dispone, desde la alineación recta, al cuerpo principal de la edificación que, como dijimos, cuenta con dos plantas de altura y que por sus dimensiones se corresponde con el tamaño usual de la tipología tradicional en la zona. Desde un amplio zaguán, que salva el pequeño desnivel existente entre la rasante del acerado y la cota de la planta baja, se accede a un patio/vestíbulo de doble altura que estructura por completo esta zona de la casa, tanto formal como funcionalmente. El fondo de la perspectiva que se vislumbra desde este eje de acceso y que incluye la secuencia: zaguán, patio/vestíbulo y estar, es el amplio jardín de la casa que queda integrado al corazón de la misma a través de la amplia cristalera del estar, así como de la partición móvil que separa al estar del patio/vestíbulo.

La escalera de acceso a la planta alta, de ida y vuelta, se integra en este patio/vestíbulo de doble altura que queda iluminado al nivel de la planta alta por la fachada abierta a Suroeste.

La situación de este acceso principal, en el tramo de fachada correspondiente al viario de mayor envergadura, responde básicamente a la consideración de crear un cuerpo de casa proporcionado a la escala urbana del entorno y casi independiente de la larga fachada ocupada por la alineación curva que queda, de este modo, entendida como un anexo de una sola planta al cuerpo principal de la casa. De este modo la longitud de fachada resultante de la agregación de parcelas no excede, desde un punto de vista urbano, de la correspondiente a la parcela original de la esquina.

Desde el patio/vestíbulo accedemos a dos amplias crujías que reciben luz desde la calle y desde el jardín, respectivamente. En la crujía recayente a la calle se disponen tres estancias, destinadas respectivamente a dormitorio de padres, despacho y dormitorio de invitados. En la crujía recayente al jardín se dispone una amplia zona de estar y comedor formalizada en tres estancias que quedan visual y funcionalmente comunicadas entre sí. Toda la fachada abierta al jardín se protege mediante un porche que evita el excesivo soleamiento en los meses de verano.

La planta alta, que queda circunscrita a las dos primeras crujías de este cuerpo principal, se estructura igualmente mediante la doble altura del patio/vestíbulo. Desde la escalera se accede a una galería perimetral abierta a este patio/vestíbulo, espléndidamente iluminado a través de la fachada orientada al Suroeste. Desde esta galería se accede a los cuatro dormitorios que se disponen en esta planta y que abren sus huecos a la fachada principal de la casa. Un segundo tramo de galería permite el acceso a los dos baños que equipan esta planta alta, así como a la amplia terraza transitable con vistas al jardín.

La exigencia de la ordenanza relativa a la utilización de cubierta inclinada, así como el deseo de enfatizar la clara separación entre el cuerpo principal de la edificación del resto de la misma, nos lleva a plantear, en esta planta alta, un ligero retranqueo del hastial respecto del primer tramo de la alineación curva de fachada. La crujía recayente a fachada de la planta alta queda, pues, íntegramente resuelta con una cubierta a dos aguas que presenta, a la usanza tradicional, el alero a la fachada principal y un hastial a la secundaria.

De toda la cubierta plana de la edificación sólo se proyecta como terraza transitable el tramo paralelo a la planta alta recayente al patio/jardín. El resto de la misma queda como cubierta no transitable destinada a albergar la maquinaria e instalaciones de energía solar.

imagen

Fuera de este cuerpo principal, el resto de las dependencias que se proyectan, siempre en planta baja, se adosan a la alineación curva, presentando un perfil dentado en su fachada recayente al patio/jardín, hasta desembocar en un porche/aparcamiento que cuenta con un acceso para vehículos en el extremo más occidental de la fachada curva. La cota altimétrica de este extremo coincide con el punto donde la rasante del acerado es más elevada y se adopta como rasante de la planta baja.

Este porche/aparcamiento se constituye, a su vez, en el primer tramo de una crujía, también de una planta, adosada a la medianera Norte que cuenta con una cocina matancera, equipada con un pequeño aseo también destinado a ser utilizado por los usuarios de la piscina, una pequeña bodega/almacén y el cuarto de calderas.

Formalmente la casa se manifiesta al exterior como una edificación de dos plantas de altura, con la escala habitual a este núcleo de población, complementada con una larga tapia, recayente a la difícil alineación curva, que oculta el resto del programa de una sola planta de altura. El acusado carácter cerrado de esta parte de la casa no es sino la lógica respuesta a la existencia del amplio patio/jardín interior y hacia donde se vuelcan la mayoría de las estancias.

imagen

Premios de Arquitectura Félix Hernández
Inicio
Proyectos
Premiado
Accésit
Seleccionado
Presentados
Mapa de los proyectos
Acta
Sobre los premios
Edición XII
Edición XI