CENTRO DE DISCAPACITADOS PSÍQUICOS

CENTRO DE DISCAPACITADOS PSÍQUICOS

Alcolea

Accésit

  • Arquitectos: José Carlos Rico, Jorge Roa y Antonio Robles
  • Arq. Técnicos: José Antonio Romero
  • Colaboradores: Miguel Rico León, Álvaro Carnicero, Juan D. Gómez Laguna, Jorge García Cherino, Salud Torres Dorado, Carlos Ruiz Marín, Fernando Osuna Pérez, Antonio Pareja Manso, Juan Antonio Fernández López y Jorge Maillo (instalaciones), Arquidos (estructura), Lucas Ariza Parrado, Víctor Breña Calvo, Manuel Jesús García Ruano, Marta Santofimia Albiñana, Matilde López Fernández
  • Promotor: Diputación de Córdoba
  • Año finalización: 2012
  • PEM: 970 €/m2
  • m2 construidos: 2.827,50 m2
  • Edad media participantes:
  • Categoría:

EL LUGAR Y LA MIRADA

La reflexión alrededor de los que van a habitar el edificio, su tipología y su relación con el entorno podrían considerarse el origen articulador del proyecto. De hecho, entender el edificio como una residencia permanente, y no sólo como un edificio sanitario ha sido fundamental para el desarrollo del mismo. El Centro de Disminuidos Psíquicos de Alcolea se propone como una ampliación del edificio existente en base a un concurso de ideas convocado en 2004. El concurso permite, en cierta manera, seleccionar la ubicación del edificio. Entendiéndolo como una decisión de gran importancia, se analizan las opciones y se rechaza la primera opción que es la parcela situada al sur del actual centro. Desde el equipo redactor se propone el lugar donde se producen las mejores relaciones con el valle de Alcolea y su entorno. Al Norte, el lienzo de fondo de la Sierra de Córdoba. Al Este, el paisaje generado por la pronunciada caída hacia el valle y la ladera del cerro al otro lado del arroyo Guadalbarbo ofrece las vistas de mayor calado. Al Oeste, las edificaciones del actual centro, la protección frente al soleamiento más agresivo, se ofrece como su límite el carril de acceso común.

imagen

Ante esta situación lo lógico es utilizar una tipología capaz de aprovechar al máximo estas condiciones de entorno. En cuanto a los habitantes del Centro, es muy importante tener en cuenta la singularidad que los caracteriza y las dificultades que eso implica. Para estas personas con discapacidad psíquica que se encuentran internos, el Centro es sin lugar a dudas su hogar, y como tal debe ser considerado. La mirada y su incorporación como herramienta terapéutica para el usuario es un factor clave y determinante en este proyecto. Es por esto que la respuesta del edificio ante tan ineludible reclamo sea tan natural como obvio. Lejos de encerrarse en miradas cruzadas sobre sí mismo en torno a un patio central tipo claustral, la estructura de la arquitectura y su funcionamiento establecen un puente de miradas perpetuo y abierto hacia su entorno

Aalto pone especial atención en la distribución, funcionamiento y orientación del bloque principal, contenedor de las habitaciones y salas de reposo para los enfermos, estas últimas situadas en el extremo de cada planta. Orientadas las primeras a sur-sureste y las salas-terraza de reposo a pleno sur, Aalto consigue un máximo aprovechamiento de la luz y propiedades curativas del sol para facilitar la rehabilitación de los enfermos.

También existe una sala de reposo en cubierta, que ocupa todo el largo de la superficie y corona el edificio, ofreciendo unas vistas inmejorables sobre el paisaje y cuyo ajardinamiento evita el exceso de calor durante el verano.

En el interior de las habitaciones, habilitadas para dos ocupantes, el detallado diseño de sus elementos proporciona una máxima comodidad al paciente, las estancias comunes más espaciosas, como son el comedor y el taller, están orientadas a sur.

LA TOPOGRAFIA

La topografía se ha utilizado como herramienta para generar la organización funcional del edificio. La gran pastilla Norte-Sur se posa con naturalidad sobre el terreno, aprovechando las diferencias de cotas para ir creando los distintos niveles de uso, la planta de acceso a visitantes y la de instalaciones. De esta manera se libera de usos secundarios la planta superior, que se encuentra como un mirador continúo en la cota de acceso del viario existente y donde se ubicarán los residentes.

imagen

La estructura del edificio permite la utilización del paisaje como articulador de los espacios más importantes.

La potencia de un entorno natural tan singular debe ser utilizada en beneficio de los usuarios y ser propuesto como un referente cuyas propiedades terapéuticas no deben ser desaprovechadas.

Debido a que muchos de ellos deben ser asistidos para desplazarse, se ha tomado la decisión de habilitar en esta planta todas las estancias, usos y zonas vinculadas directamente a la movilidad de los residentes.

imagen

Aprovechando este escenario, en el que la topografía se caracteriza por tener un desnivel pronunciado con bajada hacia el Sur y Este, se propone la división de la entrada de tráfico rodado en dos niveles distintos.

ESQUEMA FUNCIONAL Y CIRCULACIÓN

En el nivel 02 (cota + 4,00) se propone una entrada exclusiva para personal de área de clínica, ambulancias y vehículos que transporten a residentes del centro con problemas de minusvalía. En este nivel se situará por lo tanto la zona clínica anexa al aparcamiento, la zona de habitaciones en los tres módulos centrales salientes y todas las estancias donde se desarrollen las actividades por parte de los residentes, con el fin de que no existan dificultades de accesibilidad en la rutina de uso del edificio. Los recorridos se realizan por un vestíbulo longitudinal que protege mediante espacios para almacenamiento del soleamiento Oeste a las estancias más importantes. Cada módulo habitacional cuenta con una sala de día conectada con el patio o solárium, pieza fundamental, desde el que se divisa el paisaje del valle a través de unos cerramientos de vidrio flanqueado por los muros del módulos adyacentes. Siguiendo este recorrido hacia el sur, los últimos módulos conectan con el nivel inferior de acceso al estar destinados a usos más accesibles a los usurarios no residentes como son la sala de visitas y el comedor.

imagen

Una segunda entrada se encuentra en el nivel 01 (cota +0,00) para visitas y personal de administración. En esta planta se sitúan la recepción, administración del centro, salas de reuniones y zonas de personal como cafetería y cocina, vestuarios o almacenes, etc... En definitiva, todas aquellas estancias a las que no es necesario el acceso de los residentes

En contraposición al lateral de acceso, donde se centra la atención en los residentes, se acotan y capturan para su utilización las zonas verdes situadas al Sur del edificio antiguo, creando nuevas zonas libres entre sus dos módulos.

imagen

Uno de los lugares más importante son las salas de día. Se han dispuesto a modo de grandes ventanales y con comunicación directa a los solariums.

Se ha escogido la orientación Este como la más adecuada para dichas estancias.

LA PIEL

La elección de los materiales y productos que conforman la envolvente y sus revestimientos caracteriza el edificio en su conjunto.

Debido a sus posibilidades técnicas,precisión de montaje, calidad de acabado y sobre todo a la estabilidad térmica, en una zona tan cercana a la sierra y con grandes saltos de temperatura, para la envolvente se utiliza un sistema de fachada ventilada. Concretamente, para la hoja exterior se ha seleccionado, salvo en algunos puntos singulares, un sistema de revestimiento discontinuo de enormes placas prefabricadas de hormigón polímero colocado mediante fijación oculta a una subestructura metálica por medio de anclajes.

Los paneles de hormigón polímero tienen un acabado en color blanco con un relieve minionda de 14mm dispuesto en varias orientaciones. Esto le configura un aspecto variable en función de la hora del día y la incidencia solar proporcionándole un aspecto lleno de personalidad y dinamismo.

imagen

Como complemento, se han implementado en determinadas zonas, elementos diseñados de chapa plegada que han resuelto encuentros y remates singulares y revestimientos ligeros de paneles composite plegados para formar cajones, forrados de pilares, zonas ciegas entre carpinterías, barandillas y revestimiento de las plataformas de acceso exteriores.

EL RESIDENTE

Las personas que ocuparán este edificio deberán sentirse en un espacio que les brinde tranquilidad, que no les produzca distorsión.

Crear un ambiente de relajación es de vital importancia, igualmente será muy importante dotar al centro de las necesidades propias de un edificio destinado para este fin, así como el cuidado del diseño y la funcionalidad.

Existirán tres módulos de habitaciones que contarán con un control propio de los internos y las áreas estarán perfectamente definidas.

Como complemento a las dotaciones particulares que cada módulo tendrá, existirán zonas de fisioterapia/hospital y zonas de talleres y ejercicios así como un amplio comedor.

imagen

Premios de Arquitectura Félix Hernández
Inicio
Proyectos
Premiado
Accésit
Seleccionado
Presentados
Mapa de los proyectos
Acta
Sobre los premios
Edición XII
Edición XI