EDIFICIO ANEXO A MOLINO DEL DUQUE

EDIFICIO ANEXO A MOLINO DEL DUQUE

Aguilar de la Frontera

  • Arquitecto: José Manuel Varo Llamas
  • Arq. Técnico: Antonio Luque Gama
  • Colaboradores: Mercedes Jurado Aragón
  • Promotor: Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera
  • Año finalización: 2011
  • PEM: 297.766,36 €
  • m2 construidos: -
  • Edad media participantes: -
  • Categoría:-

El conjunto del Molino del Duque, a lo largo de los últimos años, ha sido objeto de múltiples operaciones de segregación, que en general han derivado en la demolición de la mayoría del edificio original. De ese conjunto, queda una de las torres con sus dos naves, parte del patio y una serie de muros de la estructura original. Estos restos de edificios y solares, se inscribieron con carácter genérico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz en febrero de 1998 y fueron adquiridos por la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, quien lo cedió al Ilustre Ayuntamiento de Aguilar, para ser destinado a infraestructura sociocultural.

Según el Proyecto de Rehabilitación del Molino del Duque realizado en febrero de 2003, se planteó una primera fase que se dividió en; por un lado el acondicionamiento del acceso desde la c/ Doña María Coronel y recuperación del pavimento en el patio de entrada, y por otro la restauración y recuperación de las naves existentes en el Edificio almazara para salas de exposición.

En una segunda fase se planteó la definición de una edificación anexa a la nave existente, como pieza de servicios. De esta manera, se retomó este proyecto para conseguir la recuperación total del Molino del Duque como Centro Cultural.

A la vista de los datos existentes y de las múltiples operaciones llevadas a cabo en el conjunto original, resulta hoy complicado establecer una hipótesis sobre la estructura y la evolución del Molino del Duque.

imagen

Tipológicamente el solar e inmueble original respondía a un complejo edificio, hoy casi desaparecido, que ocupa con edificaciones de formalización protoindustrial el perímetro de la parcela, dejando en el interior una zona libre destinada a patio de operaciones. Esta configuración tipológica responde claramente a un uso de molino aceitero, fácilmente convertible con posterioridad a un edificio de lagar y bodega de vino, último de los usos que tuvo.

La composición original estaba formada por naves de una sola altura, aunque es de suponer que existían piezas de dos plantas, como eran los cuartos de los molineros; piezas anexas a las naves y que al igual que ellas disponían en el perímetro de la parcela, posiblemente existiera alguna de estas piezas relacionadas con la entrada principal.

De las construcciones primitivas nos ha llegado tan sólo una parte, sobre una parcela de fondo profundo segregada de una mayor que albergaba el primitivo conjunto de la almazara, y con acceso, como ya se ha mencionado, por la calle Doña María Coronel por parcela anexa segregada del antiguo molino, a través de la cual tiene servidumbre de paso.

imagen

La edificación actual, también por las sucesivas segregaciones y demoliciones, se reduce a una doble nave en forma de L a dos aguas, en cuyo cruce se ubica la torre de contrapeso, cuyo remate es una cubierta a cuatro aguas. Esta serviría a dos vigas de prensado, una en cada nave. La recayente a c/María Coronel ha desaparecido por completo, configurada actualmente por unas viviendas de reciente construcción. La que cierra el solar por c/Nueva ha desaparecido, habiendo sido ocupada también con viviendas. Tan sólo quedan una serie de muros de piedra que configuran la continuación del edificio de la almazara en su lado oeste. Por los restos que pueden observarse, parece que el edificio tenía un ancho menor que el de la almazara y se observa también como salva los dos niveles existentes en el conjunto: la cota de la nave principal y el patio, y la parte que actualmente configuran las viviendas con fachada a c/Nueva.

SOLUCIÓN

Tras el análisis del conjunto del Molino del Duque, pudimos realizar una primera aproximación a las necesidades y oportunidades que nos planteaba el solar. Así, nos pareció oportuno dividir la actuación en dos puntos diferenciados:

  • Vaciado de escombros del ámbito de actuación, poniendo en valor los paños de muro del edificio original y usándolos para albergar en su interior la nueva arquitectura.

  • Colmatación del ámbito con una nueva edificación que se plantea como continuación tipológica de la nave existente, con una definición de volúmenes que se dividen en dos partes, una nave con proporciones similares a la de la almazara con cubierta a dos aguas, y otra que sirve de acceso a las salas del Molino y a la nueva edificación.

De esta manera surge una nueva edificación fruto de la antigua configuración del edificio, utilizando los antiguos muros para albergar la nueva edificación, pero separándose de ellos para poder abrir huecos que den iluminación y ventilación natural a la nave.

JUSTIFICACIÓN

El volumen de acceso juega el papel de icono visual y contrapunto entre la antigua y la nueva nave, creando así un claro acceso a las mismas. Éste se separa de la nave de la almazara marcando el límite entre lo existente y lo nuevo, usando un volumen más pequeño para conectar el acceso con el Molino antiguo.

imagen

Así mismo, la composición de la fachada se realiza mediante el juego de “huecos-muro” que conforma un ritmo en el conjunto del edificio.

La actuación se divide en dos plantas:

  • la baja que alberga el acceso general, un recibidor, los aseos, la nueva entrada al Molino, un despacho y la sala de conferencias;
  • y el sótano donde se plantea una nueva sala de exposiciones.

imagen

Premios de Arquitectura Félix Hernández
Inicio
Proyectos
Premiado
Accésit
Seleccionado
Presentados
Mapa de los proyectos
Acta
Sobre los premios
Edición XII
Edición XI